«La rosa de Siria: Un Legado de Amor y superación»

«La Rosa de Siria»  Simbolismo: Gentil Perseverancia»

Hace mucho tiempo, en un encantador rincón de un vecindario, florecía un arbusto mágico con flores violetas.

Pero esta no es simplemente la historia de un arbusto; es la historia del amor inquebrantable de un niño por su abuelita Edel, y cómo esa devoción se transformó en un símbolo de fortaleza y resiliencia.

Un día, cuando aquel niño, cuyos ojos brillaban con asombro, fue invitado a un cumpleaños en una casa cercana, quedó hipnotizado por un arbusto rebosante de flores violetas.

La dueña de la casa notó su fascinación y le preguntó: «¿Te gusta?». El niño respondió con entusiasmo: «A mi abuela le encantaría, el violeta es su color favorito. ¿Podría darme una flor para ella?». La señora, con una sonrisa, cortó un brote y le explicó que era una planta fuerte que crecía incluso en condiciones adversas.

El niño regresó a casa de su abuela y le entregó el precioso regalo. Sus ojos se llenaron de emoción al recibir la flor violeta, y juntos la transplantaron.

Con el tiempo, la planta se convirtió en un arbusto exuberante lleno de color violeta que se convirtió en la envidia de la vecindad.

El niño creció, pero la salud de su abuela Edel se debilitó. Su ausencia dejó un profundo vacío en la familia, que pasaba cada día frente a su casa con la esperanza de verla regresar. Lo que encontraron en su lugar fue el arbusto violeta, una fuente de consuelo que les recordaba a su sonriente Edel.

Pero, cuando pensaron que el dolor no podía ser más profundo, una vecina sin compasión cortó el arbusto de raíz. La impotencia y la desesperación llenaron el corazón de la familia.

La crueldad de esa vecina solo demostró la triste realidad de que algunas personas están atrapadas en la envidia y la maldad, incapaces de sentir empatía por el dolor ajeno.

Sin embargo, la gente buena se unió para sanar las heridas y llenar el jardín de flores. Regalaron plantas y semillas, simbolizando la resiliencia y la fuerza del amor frente a la maldad. La familia de Edel se dio cuenta de que, aunque la adversidad puede ser dolorosa, el amor y los actos de cariño ayudan a superar cualquier desafío.

El rencor nos enferma; el amor es la curación para el alma. La vida es como un bumerán, devolviendo lo que damos.

Quiero pedirte que repitas conmigo esta frase «La gente fuerte ama, ama un montón, odiar es para flojitos»

Pero esta historia no acaba triste, tiene un final que cuesta creer, llámalo milagro si lo deseas. 

Como te conté ese arbusto de flores violetas que tenía más de 15 años, fue cortado con una motosierra segando su vida .

Pero un año después, se me viene a la mente las palabras de la señora que lo regalo, ella dijo que era un arbusto muy fuerte y tenía razón, sus ramas empezaron a brotar, sus flores ya comienzan abrir y mis ojos se inundan de lágrimas de alegría, porque una parte de ese árbol era mi mami, como siempre la llame y cada día que paso por delante de su jardín y veo como vuelve a crecer y florecer, por un segundo creo verla en la ventana  sonriendo y saludándome como solía hacer cada día de su vida. Te quiero mami, eres la ausencia más presente junto a papi en mi vida. Tus nietos te adoran por siempre. Y tus hijas te dan las gracias por haber sido una amiga y su guía.

Eras mi fans número uno, te encantaba mis creaciones y mi sentido del humor. Este año la portada de la Agenda perpetua de Marketing emocional está dedicada íntegramente a ti. Con tu color favorito el violeta, la rosa de siria en el pelo de la chica, donde cuenta tu historia y la de tantas mujeres que lucharon como leonas en esta vida con la misma fortaleza que ese maravilloso arbusto que vuelve a brotar lleno de vida.

En mi camino te llevo conmigo, hablamos en silencio y te recuerdo riendo, siempre estarás viva en mi corazón. Ójala el mundo se llene de Rosas de Siria y de gente buena de corazón como eras tú.      


historia de resiliencia

2 comentarios en “«La rosa de Siria: Un Legado de Amor y superación»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *